mayo 28, 2018 Comité Ejecutivo

Lcdo. Antonio Hernández, Secretario; Lcdo. Wendell Colón, Tesorero; Dimas Rodríguez-Rosado, Presidente; Silvio López, Pasado Presidente; Pedro “Peter” Torres, Segundo Vicepresidente; Acisclo “Cuco” Bou, Primer Vicepresidente.

Juan Olmeda

Relacionista Público

mayo 28, 2018

Conversatorio con el Comité Ejecutivo de la MBA

Nuevas oportunidades, para una nueva realidad económica

“Donde algunos podrían ver retos, tenemos que ver oportunidades”. Así ve el futuro económico de Puerto Rico, Dimas Rodríguez-Rosado, presidente de la Asociación de Banqueros Hipotecarios de Puerto Rico (MBA, por sus siglas en inglés). Es que luego de lo que parece haber sido uno de los años más complicados para la industria, la MBA se encuentra inmersa en una serie de planes y proyectos que, como apuestan los miembros de su Comité Ejecutivo, contribuirán al tan deseado desarrollo económico de la Isla.

La organización, que lleva más de 44 años de fundada, reconoce la necesidad de asumir una posición activa, más allá de los issue de la industria hipotecaria, ante los temas que pueden afectar al país. De hecho, sus líderes coinciden en que, más que nunca, en este momento, su misión debe ser la de aliados y facilitadores ante la búsqueda de soluciones.

Para ello se han unido otras organizaciones, tanto gubernamentales, como profesionales y representativas del sector privado, para establecer planes colaborativos, teniendo en cuenta el rol de importancia que tienen estas alianzas, sobre todo, en este momento histórico. “El paso del Huracán María trajo mucha devastación, pero también fue una gran oportunidad para todos, logramos estrechar lazos con las demás organizaciones profesionales en la tarea de reconstrucción y hemos visto muchas iniciativas, muy interesantes, que han nacido desde el sector privado a raíz de la emergencia”, indicó Rodríguez.

Dimas Rodríguez-Rosado, Presidente de la MBA.

La recuperación del mercado

No es un secreto que el mercado hipotecario, como muchas otras industrias, está en pleno proceso de recuperación. Comparar esté, con otros años puede ser difícil porque se trata de unos meses lentos, por la emergencia por la que pasó el País y el cierre del Registro de la Propiedad. En septiembre, octubre y noviembre se cerraron menos de 200 unidades, tanto en proyectos nuevos como existentes.

“Sin embargo, esto no es más que el reflejo de una economía que viene contrayéndose año tras año. En el 2016 se cerraron $2.4 billones, mientras que, en el 2017, fueron $1.7 billones, lo que representa de un 29% a 30% menos. Lo que quiere decir que aún si no hubiera pasado el huracán, nos hubiéramos quedado por debajo de lo que había sido el año anterior. Este habría sido el año más lento en cierres en la última década. De $11 billones en el 2005, a $5 billones en el 2015, y de repente llegamos a $2.4 en el 2016. Lo que demuestra la magnitud de la situación”, dijo Silvio López, pasado presidente de la MBA.

“El primer trimestre de este año estamos más o menos en los niveles en que estábamos los tres meses antes del huracán. Con la diferencia de que ahora las compraventas se han convertido en el porciento mayor. Prácticamente el 60% de las transacciones son compraventas, y los refinanciamientos han bajado. Me parece que esta va a ser la dinámica de ahora en adelante”, añadió. 

Comité Ejecutivo

Mercado atractivo para la compraventa

La recuperación de la economía en los Estados Unidos, moviéndose positivamente, así como la baja en el desempleo, trajo como consecuencia el alza en los intereses. Ya se han registrado tres alzas y se proyecta que, en aumentos módicos, continúe esta tendencia. Esto trae como resultado una disminución en los refinanciamientos. “Estamos viendo que las compraventas están cogiendo auge porque, aunque los intereses han subido, continúan en un nivel muy atractivo. Las unidades están en niveles muy accesibles y el paso de María resaltó la importancia de tener una vivienda segura, que estuviera bajo los códigos actuales de construcción y eso ha creado un ambiente propicio. Sin embargo, hay una oportunidad enorme para muchos clientes que se beneficiarían de un refinanciamiento porque tienen intereses altos y pueden mejorar su situación económica reduciendo el pago de su hipoteca”, apuntó López.

Por otro lado, el número de hipotecas en proceso de ejecución se redujo en enero a 12,962, el nivel más bajo en al menos cinco años, lo que significa una reducción de 18.2% respecto al mismo mes del año anterior. Las hipotecas en proceso de ejecución han estado cayendo durante los últimos 21 meses. “Desafortunadamente se espera un gran número de casos de ejecuciones. Debido a que se paralizó el proceso durante el 2017. Pero hay una gran oportunidad ante los programas que se han anunciado y la asignación de fondos federales para estos fines”, añadió Rodríguez.

El grupo recalcó la importancia de que los consumidores se comuniquen con su banco hipotecario y soliciten información sobre las opciones que tienen para poner tu hipoteca al día, en caso de que su situación financiera se vea afectada. Sobre todo, que se eduquen sobre las alternativas de Loss Mitigation disponibles. Explicaron que las instituciones afiliadas de la MBA tienen el compromiso de brindar toda la orientación y alternativas para que las personas puedan conservar sus hogares y superar las dificultades.

Además, coincidieron en la importancia de flexibilizar las regulaciones federales al proceso hipotecario, lo que fue una promesa de campaña del ahora presidente Trump. “Esa desregulación nos beneficiaría porque haría más fácil la tramitación de préstamos, atraería más inversionistas y ayudaría a levantar la economía”, dijo Acisclo “Cuco” Bou, primer vicepresidente de la MBA.

Silvio López, pasado presidente de la MBA.

Fondos para desarrollo económico y educación

En lo que debería ser la inyección de fondos más importante en los últimos tiempos, la industria se prepara para recibir una asignación de fondos del Community Development Block Grant (CDBG-DR), con la que se espera lleguen hasta $19.5 billones para estimular la construcción y compra de vivienda existente; restauración del sistema energético y la promoción de PR como un destino de inversión, entre otros. Parte de esa asignación será para ayudar a las personas con atrasos en la hipoteca, a través del Departamento de Vivienda.

La MBA presentó sus recomendaciones para la administración de los fondos al Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos (HUD). Una vez aprobado, el primer desembolso debe estar listo para la primera semana de agosto. Entre las propuestas presentadas están; la implementación de un programa para ayudar a comprar la residencia principal, ya sea a través de vales o un incentivo para gastos de cierre; desarrollar programas para ayudar a las personas con atrasos en la hipoteca como resultado del huracán; y proveer dinero para la educación financiera de programas educativos para el manejo de las finanzas.

Precisamente la educación es uno de los puntos más importantes y parte de las estrategias en las que se ha enfocado la organización durante los pasados años. “El mundo financiero ha cambiado, ha entrado la tecnología que lo ha facilitado, pero el proceso es cada vez más regulado, lo que lo hace más complejo y realmente entendemos que educar al consumidor de las oportunidades, sus derechos y responsabilidades es muy importante”, dijo López.

De hecho, la MBA ha estado muy activo en este renglón. Recientemente, en conjunto con el Senado de Puerto Rico y la Asociación de Bancos, han coordinado varias ferias educativas. Ya han visitado varios municipios, en una iniciativa que surgió luego del Huracán María, con el objetivo de orientar sobre el tema de las moratorias, entre otros temas.

Acisclo “Cuco” Bou, primer vicepresidente de la MBA.

Su rol como facilitadores

Reconociendo su compromiso con la industria y con los consumidores, la MBA se mantiene activo en la discusión sobre el desarrollo económico. “Lo que nos interesa es convertirnos en un aliado y facilitador. Nosotros mantenemos un diálogo con el gobierno sobre diferentes temas que nos pueden afectar y esperamos que se nos dé la oportunidad presentar, desde nuestro punto de vista, lo que entendemos será el impacto de muchas iniciativas que se discuten actualmente”, apuntó López.

Por ejemplo, el Comité Ejecutivo habló sobre la reforma contributiva, que podría afectar los intereses que se pueden deducir de la planilla. Esto, según expresaron podría limitar las oportunidades de hacer inversiones. “Entendemos el pensamiento detrás de la reforma, lo que necesitamos es poder dialogarlo y estudiar las consecuencias que pueden tener estas propuestas. Algunos de los cambios tienen unas consecuencias que pueden contrarrestar mucho más cualquier beneficio que se pueda recibir. Estamos a favor de fortalecer la economía, pero hay que evaluar los impactos que pueden tener”, afirmó el Lcdo. Wendell Colón, tesorero de la Junta de Gobernadores de la MBA.

Otro tema de gran preocupación es el Registro de la Propiedad. Luego del huracán, tanto la industria hipotecaria, como otras industrias se paralizaron, ya que ese es el elemento principal para cualquier transacción con bienes raíces e inmuebles. Hoy el Registro está operando, con el “backup”, y se ha hablado de aumentar los niveles de seguridad, pero aún no se ha resuelto. Los entrevistados expresaron su inquietud ante la posibilidad de que ocurra otra interrupción del negocio ante cualquier emergencia.

Lcdo. Wendell Colón, Tesorero de la Junta de Gobernadores de la MBA.

El futuro económico

Los miembros del Comité Ejecutivo coincidieron en que la última década ha sido de muchos cambios y retos para el país en general, pero para la industria en particular. “Hace 10 años sufrimos los cambios más grandes como parte de la burbuja en EE. UU., experimentamos cambios de licencias, de requerimientos de productos y hubo que hacer inversiones para lograr requerimientos y cumplir con las regulaciones. Aunque la industria se ha adaptado bastante, luego vinieron los huracanes. Pero el daño mayor ha sido la falta de desarrollo económico, como estrategia para tener un norte a donde nos dirigimos”, dijo el Lcdo. Colón.

El grupo entiende la complejidad del asunto y reconocen que el issue principal es que, hasta el momento, el enfoque ha sido de ajuste fiscal, pero no se han tocado los puntos de desarrollo económico. De hecho, según han comentado muchos economistas, los planes que se han presentado podrían tener un impacto en la economía, lo que ha creado mucha incertidumbre, un ambiente no propicio al desarrollo económico. El ajuste fiscal tiene que ir de la mano de un programa agresivo de desarrollo económico para que sea sustentable y el ciudadano vea un futuro quedándose en la Isla, señalaron.

Aun así, la experiencia del grupo de ejecutivos es que hay interés por hacer negocios en Puerto Rico y se mostraron dispuestos a continuar participando en los proyectos de colaboración para adelantar esta agenda de trabajo. “Definitivamente hay retos fiscales y de gobernanza que hay que atender, pero PR sigue siendo un lugar con oportunidades enormes”, concluyó el pasado presidente del MBA.

COMENTARIOS