¿Qué es el Fraude para Vivienda?

¿Qué es el Fraude para Vivienda?

Como parte de su campaña educativa ¡Ojo al Fraude!, la Mortgage Bankers Association (MBA) tiene como objetivo principal para el 2011 informar y ayudar a educar al consumidor acerca de las distintas modalidades de Fraude Hipotecario, con el fin de erradicar este mal de la industria.

El Fraude Hipotecario se define como un engaño deliberado, realizado con fines ilegales o desleales. Aunque, afortunadamente, en Puerto Rico no es un problema común, lo cierto es que dicho tema ha estado bajo discusión recientemente, debido al desarrollo de algunos incidentes con empresas que han estado involucradas con acciones fraudulentas que han afectado al consumidor.

En este artículo, tercero de una serie destinado a Fraude para Vivienda, donde se incurre en delito para obtener una propiedad, ya sea mediante una falsa representación u omitiendo información con el fin de que se confiera un crédito.

En la modalidad de Fraude por Vivienda, el prestatario tiene la intención de hacer todos los pagos mensuales, los participantes son raramente compensados, las pérdidas son pequeñas y los participantes envueltos usualmente son: el prestatario y sus familiares.

Según el pasado presidente de la MBA, José A. “Tony” Torres, el Fraude por Vivienda se manifiesta en una o todas de las siguientes maneras:

• Identidad falsa: una persona ajena asume la identidad del prestatario
• Verificación de empleo falsa o alterada: el prestatario infla sus ingresos o miente en cuanto al lugar de trabajo
• Planillas de contribución, talonarios o W-2: su contenido es alterado
• Estados bancarios: incorrectos o falsos
• Dinero prestado se presenta como regalo
• No se divulga una segunda propiedad
• Tasaciones dudosas: se infla el valor de la propiedad o se crea una inexistente
• Falsa representación de que la persona va a ocupar la propiedad: pero es una inversión
• “Shotgunning”: una persona hace múltiples préstamos simultáneamente con la misma propiedad.

La mayor parte de las veces, este tipo de fraude se realiza durante el proceso de solicitud, donde aproximadamente el 35% de los llamados “Red Flags” pueden dar la alerta al oficial a cargo de la Originación del Préstamo de que existen inconsistencias en los documentos. Es durante este proceso, que el originador debe estar cauteloso a que la información que brinda el cliente hace sentido en todo momento.

Aseguró Torres, que en los últimos tiempos “se ha proliferado la práctica de obtener préstamos hipotecarios mediante treta, engaño y falsificación de documentos. Esto ha provocado que en la gran mayoría de los casos, éstos terminen en ejecución de hipotecas o en pérdidas sustanciales para las instituciones financieras.”

Según información del Negociado de Investigaciones Federales (FBI), este tipo de fraude puede llevar penas desde un máximo de 6 meses de cárcel y $2,000 por violación, en delitos menos graves, y hasta 10 años de cárcel y $10,000 por violación, en delitos más graves.

Muchos consumidores a veces no están conscientes de que algunos de sus actos pueden entenderse como prácticas prohibidas, que se consideran como un delito de índole criminal. Entre ellas, están el:

• Retener indebidamente cualquier suma de dinero y/o documento relacionado con una transacción.
• Incurrir en la falsificación de documentos que son parte de una transacción
• Ofrecer o hipotecar una propiedad no existente
• Ofrecer o hipotecar una propiedad sin el consentimiento del propietario o cuando el título de la propiedad no está claramente establecido.

La Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF), en conjunto con otras dependencias, como el FBI y HUD, se ha dado a la tarea de investigar a fondo este tipo de fraude. Como parte de este esfuerzo, la Mortgage Bankers Association también está haciendo una labor importante, no sólo educando al personal que trabaja en el sector hipotecario para que cumpla a cabalidad con el código de ética que rige la industria, sino también orientando al consumidor para que no se deje timar, ni tampoco se preste para incurrir en acciones fraudulentas.

Si entiende que ha sido víctima o ha estado expuesto a alguna situación relacionada con el Fraude Hipotecario, le exhortamos a que se comunique con la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras al 787-723-7508. Toda llamada será tratada bajo estricta confidencialidad.

Contacto

Mortgage Bankers Association of Puerto Rico

Teléfono: 787-753-9237 / Fax: 787-753-9239

Correo electrónico: mbambs@mbaofpr.com

Facebook: facebook.com/MBAofPR

Dirección Física

Calle Haití # 113
Hato Rey, Puerto Rico